TMS (Transfer Matching System)

Conceptos básicos de Derecho Deportivo → TMS.  Abordaremos su concepto, la normativa básica que lo regula y las ideas clave a tener en cuenta en lo que respecta al sistema de correlación de transferencias. 


CONCEPTOS BÁSICOS DE DERECHO DEPORTIVO

TMS

  CONCEPTO

El TMS[1] o sistema de correlación de transferencias es la denominación utilizada por la FIFA para referirse a un sistema que almacena datos sobre la administración y seguimiento de las transferencias internacionales de jugadores en la web para facilitar, por un lado, el proceso de dichas transferencias y para mejorar, por otro, la transparencia y el flujo de información.

   REGULACIÓN

Como norma reguladora del TMS, haremos referencia fundamentalmente al Reglamento sobre el Estatuto y la transferencia de Jugadores (RETJ)[2], y más concretamente al punto nº 13 de la sección «Definiciones» y a su Anexo 3, donde se regula de manera extensa este sistema de correlación de transferencias.

  IDEAS BÁSICAS

Además de los objetivos principales de aumento de datos sobre las transferencias internaciones de jugadores y mayor transparencia en las transacciones individuales, el TMS también pretende proteger a los menores de edad. Y ello porque al inscribir a un jugador menor de edad por primera vez en un país del cual no es ciudadano o está implicado en una transferencia internacional, una subcomisión nombrada por la Comisión del Estatuto del Jugador a tal efecto deberá dar su aprobación.

El uso del TMS es requisito obligatorio para cualquier transferencia internacional de jugadores profesionales varones de fútbol once, por lo que cualquier inscripción de este tipo de jugadores que se realice sin utilizar el TMS será considerada nula. No obstante, una transferencia internacional debe introducirse en el TMS siempre que la nueva asociación vaya a inscribir al jugador en calidad de profesional.

Dentro del TMS se distingue claramente entre los diferentes pagos relativos a las transferencias internacionales de jugadores. Todos los pagos han de reflejarse obligatoriamente en el sistema, ya que solo así se podrá dar transparencia al seguimiento de las transacciones de dinero que corresponden a dichas transferencias. Además, el sistema obliga a las asociaciones a garantizar que efectivamente se transfiere a un jugador real y no a un jugador ficticio cuya transferencia se utiliza para fines ilícitos, como el blanqueo de dinero.


[1] Denominación que proviene de sus siglas en inglés, Transfer Matching System.

[2] Puedes consultar el documento AQUÍ.


Para una mejor comprensión puedes ver a continuación una presentación  en la que se aborda el concepto:


© Alberto Díaz Hurtado, Abogado (autor)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: